Carranza, un Trofeo del que no queda nada

¿Qué fue de ti Carranza? pues de la Pequeña Copa del Mundo no queda nada. Y es que las palabras sobran cuando se deja morir poco a poco el que fue llamado y conocido allende los mares y el mundo entero como Trofeo de los Trofeos. Aquel que todos los niños admirábamos soñando con ese fútbol de altura, al que jugábamos en nuestros barrios. Esa inmensa Copa que era la metáfora del fútbol y veíamos transformada en plata en el escaparate de la tienda de Moral en la calle Columela. Continúa leyendo Carranza, un Trofeo del que no queda nada

Anuncios

Himno a Estrella del Mar y al insigne Unzaga

El mundo no es más que un perpetuo vaivén, producto del constante movimiento y en el caso de la humanidad, de su interacción sobre su papel en él, fruto de la acción e innovación. En el deporte y concretamente en el fútbol también fue así, por ello la estudiada figura de Ramón Unzaga Asla, merece siempre un lugar destacado de mención por aquella acción que lo convirtió en pionero de uno de los remates más bellos estéticamente de la historia del fútbol. Pues la chilena del pionero Unzaga constituye todo un tratado de coordinación de movimientos, cálculo milimétrico del tempo y precisión en la ejecución del atleta para rematar a gol de forma tan espectacular como acrobática. Por la citada razón, por su contribución e inventiva para con la plasticidad de este deporte, debe recibir el reconocimiento que la historiografía durante mucho años le negó, pero que le fue devuelto debido al ejercicio de estudio y conservacionismo de Don Eduardo Bustos Alister. Continúa leyendo Himno a Estrella del Mar y al insigne Unzaga

Feitiço, el hechicero que desafió al poder

Sumido en el polvoriento olvido de los archivos del fútbol y de entre los ocres recuerdos de una crónica balompédica rescato a un goleador en cuyo perfil cual madreselva trepó y quedó vestida la anécdota de sortilegios y hechizos. Aquel que a través de sus goles y su inigualable temperamento, como verde enredadera, elevó hacia el cielo su imponente leyenda. Continúa leyendo Feitiço, el hechicero que desafió al poder

Di Stéfano y Kubala sin mundial

En las clasificatorias para el Mundial de Suecia de 1958 se produjo un hecho vinculado al seleccionado español respecto al cual sigue siendo complicado desarrollar una explicación sólida sobre las razones por las que un combinado con Di Stefano y Kubala en sus filas no fue capaz si quiera de hacerse acreedor a un lugar en la fase final del Campeonato.
Ahora que tanto se debate sobre Messi y Ronaldo, sobre quién está por encima del otro, sobre la razón por la que no han ganado ninguna Copa del Mundo -especialmente como se exige en el caso del argentino- la historia siempre sirve como lección vital y enseñanza de lo complicado que es el deporte. No en vano en esta historia del 58, en esta selección española jugaban juntos los Messi y Cristiano de su época. Además el fútbol español llegaba en plenitud, el Madrid reinaba en Europa y el Barça en Copa de Ferias, a ello había que sumar que equipos como el Athletic, el Valencia y el Atlético de Madrid le plantaban batalla a ambos en la competición española. Continúa leyendo Di Stéfano y Kubala sin mundial

Conan Doyle, el portero que creó a Sherlock Holmes

Dicen, cuentan que para ser portero hay que tener, poseer, un carácter especial, llegan incluso a insinuar que para ser guardavallas, ser arquero, no solo basta con ello sino que para defender y guardar la puerta de Hades del gol y el inframundo griego, para ser cancerbero se ha de tener un toque de locura. Una locura genial como la que demostró poseer Sir Arthur Conan Doyle, padre de Sherlock Holmes y la novela policiaca que pasó a la historia por su grandioso legado literario, pero cuya apasionante vida quedó un tanto ensombrecida por la inmensa popularidad que acumuló como literato. Continúa leyendo Conan Doyle, el portero que creó a Sherlock Holmes

Cristiano Ronaldo, evasión y victoria

En 1981, en una película dirigida por John Houston y protagonizada entre otros por Ardiles, Bobby Moore y Pelé, el incomparable genio brasileño escenificó uno de los fotogramas más intensos del film. En ella la plasticidad estética y eterna del vuelo mortal sobre sí mismo de Pelé, dibujó en el aire y con el único sonido de una flauta floreada el legendario título del film: Evasión o victoria.
Pelé ganó y se evadió en la ficción de las hordas nazis de la citada obra esférica escenográfica, pero en realidad no hizo otra cosa que teatralizar e interpretar lo que desplegó durante tantos años en la escena deportiva y futbolística de su generación. Continúa leyendo Cristiano Ronaldo, evasión y victoria

Uruguay 1930, el mundial de Nasazzi

En el mapa genético, en la cartografía del fútbol uruguayo existe un tipo de gen fundamental que define la personalidad enraizada profundamente en todo jugador procedente de aquel pequeño pero enormemente prolífico país. En el celeste curso de la historia del balompié, surgido de la capital que mira de frente al Río de la Plata, sobreviene la figura de aquel que Eduardo Galeano definió como el jugador al que no le pasaban ni los rayos X. El ‘Terrible’, ‘El Mariscal’ Nasazzi, como decía Don Eduardo el molino de viento de todo equipo que defendió, que funcionaba al ritmo de sus gritos de alerta, rezongo y aliento. Primer caudillo del fútbol uruguayo al que nunca nadie le escuchó una queja. Capitán de las selecciones uruguayas del 24, del 28, y sin duda bandera de la selección campeona del mundo en 1930, el primero de la historia disputado en su país, su mundial. Continúa leyendo Uruguay 1930, el mundial de Nasazzi