Ciudad Deportiva Bahía de Cádiz "El Rosal"

Ciudad Deportiva Bahía de Cádiz "El Rosal"

El Cádiz además de poseer una de las mejores aficiones de España puede presumir de contar las instalaciones deportivas de “El Rosal”, uno de los más firmes activos del club por la calidad de las mismas y el consiguiente beneficio que reporta a la formación y crecimiento de la cantera gaditana. Hasta hace poco muchos nos preguntábamos la razón por la cual el equipo amarillo salvando algunas honrosas excepciones no acababa de sacar un beneficio productivo de suficiente calidad como para nutrir a la primera plantilla. Es más para los que seguimos al equipo amarillo desde hace tiempo nos resultaba cuando menos curioso el hecho de que el Cádiz hubiera gozado de más nivel en su cantera en épocas anteriores en las que las instalaciones deportivas dejaban bastante que desear para un equipo que por entonces militaba a caballo entre la Primera y la Segunda División española. Épocas en las que el 90 % o más de su plantilla estaba compuesta por futbolistas de Cádiz y su provincia y en las que el mejor terreno para la preparación física y deportiva se encontraba en las arenas blancas de la Playa Victoria gaditana.

Suso

Suso

Con estas premisas era lógico que se apuntara a un posible mal funcionamiento o a una presunta mala organización de las divisiones inferiores, y en un último caso a la falta de confianza de los técnicos de la primera plantilla en futbolistas forjados en el fútbol base gaditano. Esto ha sido así hasta que han comenzado a recogerse los primeros frutos de una cantera que goza de buena salud pero que desgraciadamente tiene que resignarse a contemplar como sus mejores piezas son arrancadas del árbol antes de madurar. Ese ha sido el caso de Jesús Joaquín Fernández Sáenz de la Torre, conocido como Suso, un cadete de la cantera cadista que se ha convertido en una de las sensaciones de la temporada española en sus categorías inferiores. Un chico de apenas quince años que desde su posición de mediapunta ha desplegado el talento de su zurda, su visión de juego y su habilidad en el regate. Condiciones que le han llevado a captar la atención de los cazatalentos del fútbol español y europeo y que le han convertido en objeto de deseo de equipos como Almería, Villarreal, Sevilla, Real Madrid, Barcelona y Liverpool.

Mucha competencia para el equipo amarillo, que no ha podido retener al chaval, todavía un proyecto de persona y de futbolista al que le queda un largo camino por recorrer para saber con certeza si acabará cumpliendo con las expectativas que ha levantado. En cualquier caso una marcha inevitable teniendo en cuenta el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores por el que el chaval podría haberse marchado prácticamente gratis.

Finalmente y tras una ‘pequeña batalla’ entre clubes punteros que han intentado cerrar su contratación el chaval y su familia han acabado decantándose por el Liverpool, que a través de Pedro Campos y Paco de Gracia pusieron a Benítez tras la pista de la joven perla gaditana. De esta forma el equipo amarillo no ha podido hacer otra cosa que negociar una salida beneficiosa tanto para la entidad como para el chaval en la que el Cádiz al parecer embolsará en sus arcas 65.000 euros por el pase y cerrará un acuerdo tácito que contempla que el equipo gaditano obtendría otros 750.000 si el canterano llegara a jugar 75 partidos con el equipo que ahora entrena Rafa Benítez. Además de un 10% en un hipotético y futuro traspaso del jugador, un acuerdo que de ser cierto y teniendo en cuenta la indefensión con la que se topan los clubes modestos, parece cuando menos aceptable.

El chico que firmará por cinco temporadas con el equipo inglés proseguirá con su formación en la cantera cadista hasta enero de 2010, fecha en la que está prevista su incorporación a las divisiones inferiores del conjunto de Anfield. En cualquier caso otra muestra más de lo difícil que resulta para un equipo modesto retener a los chicos que comienzan a despuntar en divisiones inferiores ante los insistentes cantos de sirena que le llegan de los poderosos. Decisiones de familias que entran dentro de la lógica pero que resultan tremendamente complicadas cuando hablamos de chicos que aún gozando de un talento natural, no están formados ni personal ni futbolísticamente.  

Desde estas líneas le deseamos lo mejor al chaval y a su familia, muchos triunfos y esa tan deseada transformación en jugador de elite. Su éxito será motivo de satisfacción y orgullo para sus paisanos (entre los que me incluyo), que por otra parte piensan que quizás haya llegado el momento de abrir el grifo y volver a contar con más fuerza con la cantera para un primer equipo que vivió los momentos más brillantes de su historia con futbolistas ‘criados’ con la camiseta amarilla. Es cierto que el fútbol ha cambiado y que cada día es más complicado retener a los chavales, pero el Cádiz también ha cambiado y goza de unas instalaciones en las que sí o sí, deben salir futbolistas con el nivel suficiente como para ponerle las cosas difíciles a los profesionales.

Juan Kevin

Juan Kevin

En definitiva una historia ya habitual (quizás demasiado) en el fútbol actual y que en el caso del Cádiz puede volver a repetirse con otro nombre que deben apuntar: Juan Kevin, mediocentro de buena presencia física, fino y elegante al que siguen desde hace tiempo equipos como Zaragoza, Everton, Valencia, Real Madrid y el Villarreal.

 

 

 

 

 

 

Mariano Jesús Camacho.