El fútbol como deporte y fenómeno social es un medio de expresión estético que no ha pasado desapercibido para el arte y la cultura, que ha encontrado en el dinamismo del  juego, los perfiles atléticos y legendarios de sus personajes y la explosión de color que brota entorno a un balón, un cauce idóneo de inspiración para crear en distintos campos del arte. Y como uno de los objetivos de esta travesía es navegar en la búsqueda histórica del fútbol como cultura arranco otra serie de posts cortos en los que los que el arte pictórico y el fútbol entrecruzan sus caminos gracias a la creatividad de grandes artistas de la pintura.
El primero de ellos dedicado al italiano Umberto Boccioni, genio de la pintura y la escultura, teórico y principal exponente del movimiento futurista.

Su obra “Dinamismo de un jugador de fútbol” (Dinamismo di un giocatore di calcio), pintada en 1911 constituye todo un compendio de los postulados estéticos del futurismo, aquella obsesión por captar a través de las formas, los trazos -nunca rectos- y el color, todas las fases del movimiento. Una huida constante de la línea recta, un abrazo a la forma y al color en la búsqueda incesante de la concreción de la materia. Corriente que ejercía la representación artística de la modernidad industrial que se vivía en la época

Fuente:http://lisis.wordpress.com/2007/12/28/boccioni-dinamismo-de-un-jugador-de-futbol/

Mariano Jesús Camacho.