Se llama anglicismo a la importación de vocablos lingüísticos desde el idioma inglés hacia otro idioma. En ocasiones el citado préstamo se produce por una traducción incorrecta de material impreso o hablado en inglés pero en otras se crean por la inexistencia de una palabra apropiada que traduzca un término o vocablo en específico. A esto último es a lo que se le llama neologismo, palabras que no tienen equivalente en espa ol y que son necesarias para la evolución del idioma. Este último caso es poco común y por ello en la mayoría de las ocasiones hacemos un flaco favor a nuestro idioma cuando empleamos el tan recurrente anglicismo que no ha sido adaptado al espa ol y que nos hace caer en el error constante si no tenemos un buen diccionario a mano.

En el caso del football y teniendo en cuenta que estamos ante un deporte de invención e importación inglesa nos encontramos con un gran filón de vocablos que poco a poco han ido adaptándose al idioma receptor. De entre todos ellos destaca especialmente la palabra football, un anglicismo al que se le castellanizó su ortografía y su pronunciación y quedó fútbol. Ahora se dice que fútbol es una palabra castellana de origen inglés. Y es que aunque balompié es un sinónimo de fútbol, ha quedado bastante en desuso. Uno de los muchos ejemplos que existen, como córner, driblar, réferi, penalti, en definitiva una amplia gama de palabras que dependiendo del país en el que nos encontremos son usadas con más asiduidad. Por ejemplo en Espa a y con el paso de los a os el idioma fue adaptando la terminología del juego al castellano pero en Latinoamérica tardó un poco más aunque latinizó algunos de esos vocablos como center half (centro has), half izquierdo (has izquierdo), stopper (back adelantado)…

En definitiva todo un entramado lingüístico surgido alrededor de un deporte pero que en este caso particular y bajo mi visión personal del tema deberíamos de tener más flexibilidad. Y es que aunque palabras como balompié, saque de esquina, árbitro, colegiado y gol son términos muy correctos no puedo negar el hecho de que cuando escucho wing, inside, referee y back, mi mente viaja y se transporta a aquellos primeros tiempos en los que el olor a hierba verde de la que hablaba Braceli te entraba por las fosas nasales y te transportaba al viejo Wembley, a ese football que trajeron aquellos barbudos sajones por mar. Es por ello por lo que el castellano o espa ol es una lengua que ha evolucionado a través del tiempo y lo seguirá haciendo adquiriendo nuevas características y palabras. Pero unas palabras que en este caso como aquel deporte son universales, ya que podríamos unir los términos y nos entenderíamos cuando desde la posición de wing izquierdo, desde el extremo izquierdo o puntero izquierdo, mandamos un pase al centro forward, al delantero centro.

Y como mi intención es que sintáis la misma sensación que he experimentado yo al oírlo os dejo una joya sonora del programa “Todo con Afecto” de Radio Continental del periodista Alejandro Apo, en el que el prestigioso novelista y ensayista argentino Ernesto Sábato habla de su pasado futbolístico y precisamente de estas posiciones y estos términos ingleses. Escuchadlo pues es football del puro, genial.

sabato-y-el-football.html

Mariano Jesús Camacho.