Justo ahora cuando se aproxima el cincuenta aniversario del histórico doblete del año 1961 -Liga y Copa FA, del club del distrito de Haringey de la ciudad de Londres, un capricho del destino ha querido abrir un triste paréntesis en el vivo y memorable recuerdo que conservan de aquella época sus aficionados.

El equipo en cuestión el Tottenham Hotspurs FC. y la fatal jugada del destino llegaba en forma de luctuosa noticia el pasado 18 de septiembre. La noticia atravesaba como una daga el corazón de los Spurs, puesto que uno de los jugadores bandera y leyenda de aquel mítico Tottenham campeón, fallecía en un hospital de Einfield a la edad de 77 años.

Su nombre Bobby Smith, mítico delantero centro de aquel equipo, los que le vieron jugar dicen que fue un centrodelantero alto, potente, de grandes, poderosas y anchas piernas. Un tipo valiente, duro e implacable ante el marco contrario. El perfil que podría haber radiografiado al típico delantero tanque inglés, pero que en su caso iba un poco más allá puesto que Smith además de poseer unas innatas y poderosas capacidades físicas para el salto, el disparo y el choque, tenía talento y habilidad con el balón. Algunas voces del recuerdo establecen un paralelismo y lo califican como el Didier Drogba o Van Nistelrooy de la época.

Su presencia física imponía respeto, pero era algo más que un tío grande que intimidaba a los defensores. Smith tenía un cerebro privilegiado para el gol y el fútbol, pero además era un tipo bastante duro, como demostró en la Final de la FA Cup disputada ante el Leicester, en la que pese a estar seriamente lesionado logró anotar un gol.

Cuentan que su estilo de juego y su incondicional entrega hacia los colores de los Spurs le pasaron una importante factura física durante toda su vida, en la que tuvo que sobreponerse a antiguas lesiones de su etapa como jugador en activo. Además tanto la crónica histórica de la prensa como la crónica viva del aficionado y sus coetáneos compañeros de profesión le recuerdan como un absoluto caballero.

Nacido en Lingdale, North Yorkshire, Bobby comenzó su carrera como amateur en las filas del Chelsea, donde coincidió con Jimmy Greaves, legendario jugador con el que posteriormente formaría una dupla infernal. Aquel junto al que sembró el terror entre las defensas contrarias a partir de 1961 en los Spurs, fecha en la que por entonces Bobby Smith era ya ídolo en White Hart Lane.

Como dije firmó procedente del Chelsea por £ 16.000 en diciembre de 1955, un año bastante complicado en el que los goles del gigantón Smith sirvieron para ayudar a evitar la amenaza del descenso. Se puede considerar por tanto su aportación como crucial en aquellos años dorados de la historia del Tottenham, alcanzado la inmortalidad del fútbol como parte integrante del legendario equipo de Nicholson. Su sola presencia a menudo dio a los Spurs una ventaja psicológica. Fue máximo goleador con 33 goles en el histórico doblete de la temporada 60/61, que convirtió a los Spurs  en el primer club en conseguir un ‘doblete’ desde el Preston North End y Aston Villa que lo hicieron en 1889 y 1897, respectivamente.

Smith, anotó 13 goles en 15 partidos internacionales con Inglaterra, además Bobby anotó sendos tantos en los triunfos de la FA Cup Final de 1961 y 1962. Luego llegaría su sociedad goleadora con Jimmy Greaves, con el que vivió uno de los mejores momentos de su carrera. En 1963, cuando se proclamó campeón de la Recopa al vencer en la final por 5-1 al Atlético de Madrid en Rotterdam, en un encuentro en el que Greaves anotó dos tantos.

Un año más tarde, y después de anotar 208 goles en 317 partidos -176 goles en 271 partidos de liga estableciéndose como segundo máximo goleador de la historia de los Spurs-, Smith, puso en marcha su corpachón con destino a Brighton & Hove Albion, donde marcó 19 goles en 31 partidos ganando el título de Cuarta División en 1964-65, la última temporada de su carrera antes de trasladarse a Hastings y Banbury.

En definitiva y como hoy recuerdan los fieles aficionados de los Spurs no hay palabras para agradecer a Smith su aportación histórica. La cascada de recuerdos que les conduce inexorablemente hacia los, Danny Blanchflower, Cliff Jones, Dave Mackay, Terry Dyson, Norman Maurice, Nic Bill y todos los demás actores que participaron en esos años de gloria.
 Han pasado ya 50 años desde que el Totteham no es el mejor equipo del país y quién sabe cuánto tiempo pasará para que vuelva a contar con un equipo así de nuevo, por lo que invitaría a todos aquellos que han leído la luctuosa noticia que abrió y cerró nuestro recuerdo, a que invirtieran el siguiente minuto de sus vidas en dar las gracias al gran hombre que invirtió todo su talento y grandeza en convertir en un grande al Tottenham Hotspurs FC.

 Mariano Jesús Camacho.