Lionel subió al podio sorprendido, como todos los que esperábamos una victoria final de Iniesta o Xavi y la sucesión de Luis Suárez como único futbolista español en conseguir el Balón de oro. Quizás por ello se le vio abrumado y desconcertado en sus palabras iniciales, luego reaccionó bien, compartiendo el mérito con sus compañeros, su familia y su afición.
Habrá que seguir esperando, pero como aficionados al deporte mal encaminados iríamos si no supiéramos encajar esta pequeña decepción. Pequeña porque pensábamos que este era el momento y sobretodo porque en cualquier caso nunca olvidaremos el pasado año 2010. En este caso el mejor ejemplo lo encontramos en las palabras de Xavi y Andrés, mostrándose felices por el momento histórico que han vivido y felicitando al genio de Rosario. Especialmente acertadas las inteligentes palabras de Xavi refiriéndose a lo injusto de los premios individuales en un deporte colectivo como el fútbol y resaltando el papel jugado por la cantera.
Y refiriéndonos a lo colectivo y lo individual hay dos lecturas que podemos sacar en claro de este Balón de oro 2010, en las manos de Messi un premio individual como este puede ser discutido pero nunca desentonará y en el plano colectivo la presencia de Xavi e Iniesta en el podio ha venido a confirmar lo que todos vemos cada domingo: el Barcelona ha hecho un trabajo fantástico con su cantera en los últimos veinte años y Leo Messi se muestra en su mejor versión rodeado de escuderos y compañeros tan geniales como los que tiene en el club azulgrana.
El vencedor absoluto ha sido Leo, que para mí es el mejor del mundo en el plano individual, pero La Masía, el Barça y el fútbol español han jugado un papel estelar en esta ceremonia. Seis futbolistas españoles en el once ideal: Casillas, Piqué, Puyol, Xavi, Iniesta y Villa, siete del Fc.Barcelona y ocho que juegan en la Liga española contando con C.Ronaldo.
En definitiva como dije solo nos queda felicitar a Messi, recordar para siempre el pasado año 2010 y respetar como deportistas la elección. El Mundial no fue suficiente por lo que Luis Suárez sigue en lo más alto…

Mariano Jesús Camacho.