Una manera de vivir, de defender y sentir el fútbol, que solo los brasileños conocen. El secreto de cómo sacar una pelota rodando por el alambre, limpia y jugada. La elegancia, también el suspense, los corazones a mil de sus entrenadores, la sorpresa de sus rivales y el vuelco cardiaco de los espectadores, que acaban rendidos a su estilo.
Luiz Pereira: El Caipora rojiblanco

Anuncios