Jesse Owens, el rayo de Alabama

Deja un comentario

“Cuando volví a mi país natal de los JJOO de Berlín, después de todas las historias sobre Hitler, no pude viajar en la parte delantera del autobús. Volví a la puerta de atrás. No podía vivir donde quería. No fui invitado a estrechar la mano de Hitler, pero tampoco fui invitado a la Casa Blanca a dar la mano al Presidente”.

Podéis leer el artículo completo en Vavel:  Jesse Owens, el rayo de Alabama.

Anuncios

Wembley, 28 de mayo – MVP: FC.Barcelona

1 comentario

En Londres hace frío, sobre el Támesis se proyectan las lunas suburbanas mientras la fresca primavera inglesa se abre paso entre lluvias solapadas. A mi espalda el silencio se hace noticia sobre el impresionante e iluminado arco, que Norman Foster proyectó para perfilar la leyenda de Wembley. Pasan ya cuatro horas que el fútbol devolvió al Barça lo que viene regalando a los aficionados desde hace ya largo tiempo, y la alargada figura de bronce de Bobby Moore reflexiona en soledad ante la majestuosa estela de grandeza que deja a su paso el conjunto azulgrana. Más

Sir Alex Ferguson

Deja un comentario

Sir Alex Ferguson, situado en la línea sucesoria de leyendas del banquillo como Bob Paisley, Bill Shankly, Jock Stein, Herbert Chapman y Matt Busby. La leyenda del Sargento de Hierro de Govan, aquel que como Clint Eastwood, se enfundó la piel de Tom Highway, aunque en su caso la citada piel vestía su personalidad y venía de serie, no correspondía a ninguna actuación, pues aquella célebre frase del film “Estoy aquí para comunicaros que la vida, tal y como la habéis conocido, ha terminado”,  estableció la primera ley de su filosofía deportiva y su particular código de vestuario.

Podéis leer el artículo completo en El Enganche.

Sigue la final de la Champions League de primera mano a través de nuestra página de Facebook o del twitter personal de Francisco Ortí, nuestro enviado en Londres.

Mariano Jesús Camacho

Víctor Valdés, el héroe de gesto contrariado.

Deja un comentario

Dicen que en el semblante de Víctor Valdés se dibuja el rostro eterno de la contrariedad, aunque desde mi punto de vista y conociendo su historia, creo que el prisma correcto desde el que más acertadamente se le definiría, sería el del rostro eterno del guardameta enfadado. Y es que Víctor nunca quiso ser portero, comenzó con tan solo ocho años y fue su hermano quien le hizo jugar por primera vez. Este solía jugar en la puerta de casa y utilizaba a Víctor porque necesitaba a alguien al que chutarle el balón. Fue entonces cuando comprobó que tenía buenas condiciones y recomendó al entrenador del Sant Esteve Sesrovires – equipo en el que jugaba- que le probara en la portería. Más

Park, el corazón de Asia.

Deja un comentario

Seúl  es una ventana abierta al paraíso asiático, el corazón de Corea del Sur y la que dicen ser la Broadway asiática, una explosión de contrastes que se pone de manifiesto cuando la modernidad se abre camino entre la belleza de sus coloridos templos, palacios y villas. Capital de un país que asistió un 25 de febrero de 1981 al nacimiento en el condado de Go-Heung, en la provincia de Jeol-La-Nam-, de un chico rodeado por el aura místico de la antigua realeza. Su nombre Park Ji-Sung, y aunque pasó los años más relevantes de su infancia jugando al fútbol desde que cursaba cuarto grado de la primaria Se-Ryu, en la ciudad de Suwon, ubicada aproximadamente a 30 kilómetros al sur de Seúl, se llevó consigo el corazón llameante de la capital surcoreana. Más

“Ginga, duende brasileiro”

Deja un comentario

En el barrio de Moema enclavado al sur de la ciudad de Sao Paulo –Brasil-, podemos encontrar un paraje mágico en el que el arte se funde con el fútbol y el duende. Y es que en aquel lugar, en Parque das Bicicletas de Alameda Iraé, 35 una serie de esculturas de resina expresan con su tremenda plasticidad el legendario juego de formas de un estilo con el que espero y deseo se reencuentre el fútbol brasileño. Más

El tigre Falcao le da la corona al Oporto

Deja un comentario

En una final en la que quizás ni uno ni otro estuvieron a la altura de lo que esperábamos, un especialista en el arte del remate decantó el resultado del lado del Oporto de Vilas Boas, que como respuesta al entramado táctico presentado por el equipo bracarense de Domingos Paciencia, jugó con la primera velocidad y controló en todo momento el partido. Siempre consciente de que en cualquier momento su superioridad ofensiva decantaría la final de su lado, también con la paciencia necesaria como para buscar una internada de Hulk o un buen pase de Guarin, hecho este último que aprovechó el colombiano de Santa Ana, Radamel Falcao, para sacarnos del sopor con uno de sus letales cabezazos. Más

Older Entries