Ahora que ya sabemos que “El Loco” se marcha, que el obrero del gol dice adiós, podemos asegurar sin miedo a equivocarnos que Palermo quedará para siempre en la memoria azul de La Doce como un perfecto recuerdo.
Si quieres leer el articulo completo sigue este enlace hacia El Desván de Vavel.