Hoy en su rostro, como en la esfera del reloj, queda reflejado lo vivido en cada partido, cada gol, cada genialidad. Las manecillas permanecen quietas y su leyenda inamovible, la máquina a un solo paso de parar sigue brillando y dejando el sutil e inolvidable halo de su presencia. El tiempo vuela, Raúl pronto será un bello e imparable recuerdo, la esfera sigue girando eternamente…
Un articulo que podéis leer completo en El Desván de Vavel y que gracias a la magnífica narrativa de Jose María Castillo y a la edición musical está disponible en audio para el delite de todos aquellos que admiramos al legendario nº7 español:
http://www.ivoox.com/versos-esfericos-raul-gonzalez-blanco-maquina-del_md_742715_1.mp3″ Ir a descargar