Juanito Arza “el niño de oro”

1 comentario

Por los alrededores del Pizjuán un atleta octogenario deja ver en su carrera la portentosa capacidad física del que lleva en sus poderosas piernas los genes de una tierra, una ciudad nacida al calor del Camino de Santiago.  Dicen los más viejos del lugar que aquel veterano atleta pudo haber llegado a Sevilla sin problemas corriendo desde su Estella natal, pues como dijo Aymeric Picaud en el siglo XI: “Estella es ciudad de buen pan, excelente vino, mucha carne, pescado y toda clase de felicidad”. Y Juan Arza Íñigo llevaba muy adentro las virtudes que adornan y establecen la diferenciación e identidad de su bella tierra. Más

Anuncios

Batigol: “Ser estatua en Florencia”

Deja un comentario

Viajar a la Región Toscana de Italia y repasar la historia e incomparable belleza de sus estatuas y monumentos haciendo únicamente referencia a uno de los grandes ídolos del calcio, solo puede corresponder a una falta grave de sensibilidad por la historia y la cultura. Especialmente porque en la incomparable Florencia, cuna del arte, se vivió la época más grandiosa del Renacimiento y el Humanismo. En ella grandes genios como Leonardo da Vinci y Miguel Ángel dejaron testamento vital de su grandeza e inspiración a través de sus obras. Más

Tucho Mendez, sabor añejo.

Deja un comentario

La pluma de Manuel E. Pose se desliza sobre una hoja en blanco y conecta con las musas que revolotean traviesas por los potreros de la populosa zona del sur porteño y el club Miriñaque. Allá en aquellos empedrados en los que la escasez dibuja los juegos malabares de la pobreza, la música de Víctorio R. Papini colorea con acordes de tango la leyenda de un purrete con sed de vivir que cumplió sus sueños tejiendo sobre el césped muy lindas gambetas y golazos con los que hizo feliz a la gente.

Y acá en estas líneas en las que el tango se hace fútbol y viceversa la leyenda de Norberto “Tucho” Mendez viaja con su pelo renegrido por las canchas de mi imaginación y vuestros recuerdos. Porteño de ley, gran amigo de Aníbal Troilo, bailarín infaltable en el Marabú y el Chantecler siempre llevó la magia, el arte, y la música en la sangre. Más

11 de julio de 2010: Atrapado en el tiempo

Deja un comentario

En 1993 fue estrenada Groundhog Day (en español «El día de la marmota»), conocida en España como Atrapado en el tiempo, una comedia romántica dirigida por Harold Ramis y protagonizada por Bill Murray y Andie MacDowell en la que Phil Connors (Bill Murray), quedaba atrapado en el tiempo un 2 de febrero, día en el que en Punxsutawney, una pequeña población de Pennsylvania, se celebra el famoso Día de la marmota. Más

“Mestre Ziza”

3 comentarios

A falta de diez minutos para la conclusión del partidillo, el entrenador le preguntó: ¿Você é o rapaz de Niterói?  El chaval asintió con su cabeza y se incorporó al juego.

Y en la inmensidad de un mundo profesional plagado de estrellas consagradas, en la segunda pelota que recibió, prendió la bola en mitad de la cancha y elevó su cabeza. Se pudo intuir entonces que aquel objeto de poder le obedecía, mientras  su determinación marcaba una autopista hacia la leyenda. Sobre sus hombros cargaba la enorme presión de sustituir a Leónidas “el Diamante negro”, pero el sabio Flavio Costa (su técnico) jugaba a caballo ganador, pues en su fuero interno era consciente de que en aquellos mágicos pies, el citado peso era tan ligero como una pluma sobrevolando la brisa eterna que aquella tarde recorrió el campo de entreno del conjunto de Gavea. Aquel chaval dribló a uno, dos y hasta tres rivales, para a la salida del portero batirlo buscando el contrapié de forma magistral.  En su tercer contacto con el balón repitió jugada y con aquel zigzagueo mágico que le definió, dejó claro que la leyenda de Leónidas había encontrado en la figura de Tomas Soarez Da Silva “Zizinho”, a su más inmediato sucesor. Más

Riquelme “Nacer y morir bostero”

Deja un comentario

Sobre un campo de acianos, la flor azul que representa el amor metafísico por lo infinito, la memoria eterna de un grupo de bosteros que rechazan y se resisten al olvido, han hecho posible que junto a la estela de bronce de un diez incorpóreo como Diego, la figura de otro diez permanezca para siempre en las entrañas del templo boquense. Nacido para la claridad, para la leyenda, para el fútbol y para ser bostero, de sus pies fértiles surgieron racimos amarillos que reposan en el inconsciente colectivo del barrio de La Boca.

Para seguir leyendo seguid el enlace a El Desván de Vavel

Don Héctor Rivadavia, padre de la Copa América.

Deja un comentario

Las selecciones velan armas ante la inminente disputa de una nueva Copa América, competición histórica y legendaria que encuentra a uno de sus próceres en la figura de Don Héctor Rivadavia Gómez, deportista, político, periodista, y ‘padre’ de la citada competición, ideólogo también de la creación de la Confederación Sudamericana de Fútbol, en 1916. Más

Newer Entries