Esas milésimas de segundo en las que Carlos Santillana flotaba en el aire constituían la materialización física de la teoría del tempo en el remate de cabeza. El delantero montañés era puro tempo, el poderoso salto en el momento preciso, el desafío a las leyes de la gravedad permaneciendo una milésima de segundo más en el aire que los demás, y el cabezazo al balón en el punto más alto de elevación con un perfecto giro de cabeza. El resultado un inapelable y único remate de cabeza a los ángulos abisales en los que descansa su leyenda…

Un texto que podéis leer completo en El Desván de Vavel y al que en esta ocasión he prestado mi voz para que podáis tenerlo en formato de audio:
http://www.ivoox.com/versos-esfericos-santillana-tempo-a-traves-del_md_824048_1.mp3″ Ir a descargar