Bendita locura…

2 comentarios

Dante Chirichini no nació para ser una estrella ni nunca copó las portadas de los periódicos, es más surgía del anonimato y la humildad de un ciudadano de a pie para hacer rugir a una afición. Aunque su nacimiento físico se produjo mucho antes, se puede considerar que Dante Chirichini nació para el fútbol un 20 de noviembre de 1960, cuando las gradas del viejo estadio Olímpico romano dieron a luz a una intensa y apasionada historia de fidelidad incondicional. Aquel día y a la conclusión del choque entre el Roma y el Padua, Dante decidió dar un paso más para demostrar su inquebrantable amor por el equipo romano. Chirichini pintoresco personaje, bajito, panzudo y de piernas frágiles, saltó al terreno, ya vacío, con una gran bandera romana y dio la vuelta al mismo saludando y atrayendo hacía sí mismo la atención de los tifosi. Más

El Viejo Gasómetro, “El Wembley Porteño”

3 comentarios

Un terreno situado en el 1700 de Avenida La Plata sirvió para que en 1915 los dirigentes del club San Lorenzo de Almagro proyectaran el que iba a ser su gran apuesta para el futuro de la entidad; la construcción de un estadio que con el tiempo se convertiría en el “Templo” de los azulgranas de Boedo. Tuvieron que hacer un enorme esfuerzo pero finalmente el 7 de mayo de 1916 se produjo la consumación de un sueño cuando el Ciclón venció a Estudiantes de La Plata por 2 a 1 y se inauguró el estadio conocido como “El Gasómetro”. Más

Carlos Martins, por el camino de la solidaridad

Deja un comentario

Una vez más por el camino de la solidaridad el suelo se agrieta a nuestros pies. Hoy los tropos literarios están ausentes, hoy las musas del recuerdo se muestran huidizas sobre el papel, hoy la poesía se siente perdida, hoy los renglones son torcidos al contemplar a aquellos poderosos que viajan por las autopistas ignorando las carreteras secundarias por las que circula la solidaridad. Más

Versos Esféricos: Iribar, el Álamo Negro.

Deja un comentario

Un genio con el talante de un hombre humilde como pocos. Su grandeza residía precisamente en su sencillez, en esa aplastante y pasmosa sobriedad con la que minaba la moral de sus adversarios. Un grande que inscribió su ánimo y leyenda en la sencillez de su filosofía deportiva. José Ángel Iribar, para todos el “Txopo” y para mí, por y para siempre “El Álamo Negro”. Un texto que podéis leer al completo en El Desván de Vavel y que desde ahora está también disponible en audio en ivoox

http://www.ivoox.com/versos-esfericos-iribar-el-alamo-negro_md_893419_1.mp3″ Ir a descargar

Mariano Jesús Camacho

Bazurko, la leyenda de Botines benditos

Deja un comentario

Por la playa de Zurriola, en San Sebastián camina pausado un anciano que siente lejano el tiempo mientras la brisa del recuerdo juguetea con los surcos de arena que le muestran el camino. Un camino, una senda, una llamada vocacional que hace tiempo dejó de sentir pero que marcó su trayectoria vital en sus tiempos mozos. Cuentan los que la sintieron, que la llamada de Dios se muestra firme y poderosa, que se presenta como una puerta de luz cegadora en el camino seglar de la vida que les conduce irremediablemente a la senda vocacional y al ejercicio del sacerdocio. Una llamada que sintió poderosamente Juan Manuel Bazurko, un joven vasco nacido en la localidad costera de Motrico, que abrió aquella puerta de luz a la vez que escuchó la igualmente poderosa e irresistible llamada del fútbol; deporte que practicó con pasión durante sus años de seminario y formación sacerdotal, jugando al fútbol en categoría amateur en las filas del CD Motrico, club con el que debutó en Tercera división mientras concluía sus estudios de teología. Más

Riotinto, un viaje del planeta rojo al planeta fútbol

1 comentario

Desde siempre, el hombre se ha sentido cautivado por el planeta rojo, soviéticos y norteamericanos emprendieron hace décadas la carrera por su conquista y exploración. Las sondas Mariner nos aportaron las mejores imágenes de Marte hasta que en 1976 la NASA escudriñó el paisaje marciano con las naves robot Viking 1 y 2. Millones de kilómetros y billones de dólares empleados en un viaje que emprendieron mucho antes un puñado de ingleses con un mostacho y un balón como único equipaje… Más

VV.F. Spezia, apagando fuegos y ganando campeonatos.

Deja un comentario

Durante el periodo decisivo y definitivo de la Segunda Guerra Mundial  Italia quedó sumida en el caos. Dividida al norte y sur por alemanes y aliados, Mussolini en sus horas más bajas se sacó de la manga la República Social Italiana, también conocida como República de Saló, un estado que delimitó el norte de la Península itálica en el que el Duce apuró sus escasas probabilidades de victoria tras más de veinte años de fascismo. Más

Older Entries