Bajo el título ‘Las mañanas no sirven a nadie’, Cassano resumió en su segundo libro su filosofía de vida en 365 aforismos, y viajando por aquellos aforismos encuentro la intensa vida y carrera del que no ha sido otra cosa para el fútbol que un aforismo genial. La expresión más concisa de la genialidad mostrada por las pequeñas dosis de inmenso talento de aquel que quiso alinearse en el lado peligroso de la vida. Un articulo que podéis leer al completo en El Enganche. 

Mariano Jesús Camacho