Kareem, el gancho de Dios

Deja un comentario

La historia que os voy a relatar comienza en Harlem, distrito neoyorquino en el que un 16 de abril de 1947 nació para deleite del basket Ferdinand Lewis Alcindor Jr. Al calor del jazz y la dureza de sus calles, en el hogar de un músico trombonista, se crio alimentado espiritualmente por la música de Louis Armstrong, Miles Davis y John Coltrane, volcando los sentimientos que esta le producía en el baloncesto y en su vida personal. No en vano, el ser humano, y los 2 metros y 18 centímetros del center legendario en el que acabó convirtiéndose, fueron moldeados palmo a palmo por Harlem y las notas que rebotan por sus calles. Su pasión por el jazz era tal, que en su libro On the Shoulders of Giants: My Journey Through the Harlem Renaissance, recurrió al citado género musical para ilustrar la evolución del baloncesto y los logros de la comunidad negra. Más

Mamadou N’Diaye, el techo High School

Deja un comentario

Aunque geográficamente el techo del mundo se encuentra en la meseta del Tíbet, conocida así desde que sus bellos y angulados paisajes hacia el firmamento impresionaron al hombre, siempre hay ocasiones en los que la historia y el azaroso destino posibilitan que en un olvidado gimnasio cubierto de Dakar, en Senegal, alguien descubra al que podría convertirse en un futuro no demasiado lejano en el techo baloncestístico de la NBA con permiso de Gheorghe Dumitru Mureşan. Más