El arte del tiro libre

Dicen que el arte es un estado del alma que crea libremente generando emociones y sentimientos en todo aquel que lo contempla. Posiblemente elevar al fútbol y algunas de sus puntuales acciones a la citada categoría pueda ser considerado como un acto de imperdonable herejía para un amplio sector de la crítica y la intelectualidad. El fútbol en gran medida constituye un compendio de habilidades motrices, equilibrio, orientación, ritmo, anticipación, salto, carrera, golpeo, precisión… Todas y cada una de ellas mejoradas sobre una base de trabajo, entrenamiento y formación, que dejan un porcentaje mínimo para la creatividad y la imaginación, pero se ubica precisamente en ese pequeño porcentaje, la rendija por la que se cuela el arte y la libertad, el don y el duende para transmitir e inventar. Quizás sea muy osado elevar a la categoría de arte las habilidades de los espíritus libres del fútbol, pero en la citada disciplina deportiva, lúdica, en su concepción de actividad vinculada al espectáculo, la inspiración de algunas de sus grandes estrellas los convierte además de deportistas en artistas del balón. Continúa leyendo El arte del tiro libre

Anuncios