El sueño de un niño y su ídolo, el Mago del balón…

Deja un comentario

Cuando caen tinieblas y nubes grises por un sentimiento, cuando en las fronteras azules y amarillas el horizonte se quiebra con abatimiento descorazonador, cuando una afición desteñida por la lluvia del engaño cae presa del desánimo,  quisiera subir al desván del recuerdo para contemplar una vez más ese cielo claro que dibuja nuestra historia y perfila las vivencias de miles de gaditanos que rindieron pleitesía a la magia y siguen preservando la esperanza de que aun quedan años por volar.

Para ello os dejo este articulo de mi hermano Moisés del Blog Cádiz, Mas cerquita que la mar en el que se cuenta una vivencia que nos hizo confirmar algo que ya sabíamos, Jorge era un diez más uno como futbolista, un cero como profesional y pese a la muy verdadera leyenda negra que le perseguía era un fenómeno como persona: Más

Anuncios

Legends Cards: Jorge “Mágico” González

Deja un comentario

De un cadista para todos los cadistas: “El Mago”

Mariano Jesús Camacho

“Mágico”, un sueño de bronce.

Deja un comentario

Por los arrabales de nuestra memoria, allá donde  la bohemia hace un brindis por la genialidad la historia de un sueño hace brotar la palabra para hacer del verso música y del gesto alas del recuerdo.  Esta, la historia de un sueño que nace al pie de las montañas costeras de un lago con hechuras de mar llamado Cuzcatlán, enclave mágico en el que en sus xacales de paja moraban las doce mil almas que componían el pueblo pipil. Un legendario pueblo indígena al que se le atribuyó de forma errónea la leyenda de Atlacatl, presunto líder que se opuso a los españoles comandados por Pedro de Alvarado a su entrada en el actual territorio de El Salvador. Una leyenda que nunca gozó de veracidad histórica pues surgió de la errónea traducción de un texto de origen cakchique, pero que sirvió para mitificar la resistencia de un pueblo muy real, descendiente de la energía de Téotl, –aquella que gobierna el Universo- y que entregó su soberanía a Quetzalcóatl e Itzqueye. Más

Cien años de emociones.

Deja un comentario

A medida que la historia de un club se dilata en el tiempo, se presta mayor atención a su pasado, especialmente en el caso de que su presente y realidad deportiva e institucional no correspondan con su verdadero peso y valor histórico. Más

Imaginación esférica.

Deja un comentario

tap5Mi afición por el fútbol en general y el histórico en particular me viene desde pequeño, cuando contemplaba absorto desde el sofá de mi casa sin levantar un palmo del suelo a mis hermanos echando un partido de tapones en una ficticia cancha de losas de terrazo, un terreno de juego en el que dos porterías fabricadas con retales de madera y redes de bolsas de papas evocaban el mágico escenario que a muchos de nosotros nos ha acompañado en nuestra infancia. Aquel peculiar estadio de rebosantes e imaginarias gradas y ese esférico abotonado que hacía las veces de balón eran capaces de cobrar vida en nuestro vuelo imaginativo mientras otro de nosotros relataba y entonaba con la misma intensidad que puso Víctor Hugo Morales en el gol de Maradona, las acciones que se iban produciendo sobre el duro terrazo. Un terreno de juego poblado por 22 protagonistas recortados circularmente de aquellos cromos que tanto nos ilusionaron y acompañaron en aquellos maravillosos años. Tapones, descorchados y rellenos de cera que mostraban su genialidad y condición de estrella gracias al tino en el golpeo y a la precisión de unos afilados pies que elevaban el esférico a un ángulo de una portería defendida por un guardameta con cuerpo de caja de cerillas. ¿Histeria colectiva, locura? No, pura imaginación, pasión, fútbol… Más