La historia se escribe, jamás se subasta.

Corren tiempos en los que parte de la historia del fútbol se subasta en la casa Bonhams, en Londres. Casa de sueños pagados en la que el coleccionista adinerado pretende añadir otro preciado fetiche a una colección siempre viva y llena de objetos cargados de ovaciones, aplausos y energías de genios que los recibieron, crearon y portaron. Continúa leyendo La historia se escribe, jamás se subasta.

Anuncios